Laguna Beach; tal vez te suene conocida por el reality show que llevaba el mismo nombre, aunque hay muchas cosas que se le diferencian a él. Esta pequeña ciudad es la segunda más antigua del Orange County, conocido por sus amplías playas y panoramas veraniegos disponibles a lo largo de todo el año. Gracias a que posee unas de las mejores aguas para realizar surf, muchos turistas llegan interesados en poder practicarlo, ostentando además los mejores restoranes de todo el condado, y a su vez se trata de una de las pocas ciudades que ofrece variados festivales artísticos durante el verano. Con el tiempo ciertas cosas han cambiado para los turistas, pues la ciudad está totalmente cambiada, luego de esa calma que vivió hace unos años atrás ahora el aroma de felicidad y tranquilidad ha pasado a la historia. ¿Gracias a quien?, a los jóvenes. Aquellos chicos que lo único que desean es hacer del mundo un lugar libre a su manera, por ello las cosas empezaron a cambiar lenta y paulatinamente. Los adultos comenzaron a creer que el mundo se vería afectado por una gran catástrofe; sí, podrían llamarle así ya que la época de estas nuevas generaciones comenzaban a desmoronarse. Los antes niños y ahora llamados jóvenes del futuro, hacían de las suyas proponiéndose a llegar a tocar los corazones de todos los demás tratando de ganar las elecciones con promesas vagas - como sus antiguos -, las cuales se verían afectadas a la realidad luego de un tiempo.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ya los odio sis
Miér Oct 08, 2014 9:43 pm por ñau

» Babbity Rabbity Sound {3 Épocas}{Nuevo Foro}{A. Élite}
Dom Oct 07, 2012 6:33 am por Invitado

» Thaarok | Afiliación Élite
Miér Ago 29, 2012 9:34 am por Invitado

» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Vie Ago 03, 2012 9:15 pm por Invitado

» Expecto patronum {Afiliación Elite}
Vie Jul 27, 2012 3:28 am por Invitado

» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Lun Jul 09, 2012 7:02 pm por Invitado

» The Mafia Vulturi {Élite} {Foro recién mudado}
Vie Jul 06, 2012 1:49 am por Invitado

» Afiliacion: Infernal World Afterlife (Elite)
Mar Jul 03, 2012 2:16 am por Invitado

» Afiliación Élite {Oak School[+18}
Mar Jun 19, 2012 4:52 am por Invitado

» NIRVANIA {afiliación élite}
Sáb Jun 16, 2012 5:52 am por Invitado



Afiliados Hermanos

Afiliados Elite



Durless Manor
Panem Games

Photobucket Safe&Sound







Titanic RPG





c'était la Jour quand nous sommes partis {Jeremy}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

c'était la Jour quand nous sommes partis {Jeremy}

Mensaje por Valkyria Hegelund el Vie Abr 20, 2012 3:27 pm

El sol se levantaba por el lado izquierdo del gran ventanal de la amplia oficina en el segundo piso del "atelier" de Nadj y Val, el que se encontraba en el centro de la ciudad a pasos de la gran plaza principal. Era un lugar muy hermoso, lleno de aires exentos de smog y ruidos molestos, que congestionasen a cualquiera. El edificio de oficinas que se ampliaba hacia arriba del atelier, eran simples oficinas de abogados o consultas de psicólogos, lo que hacía que el taller de arte de las hermanas atrajese a otro tipo de personas, muchos artistas pasaban a ver lo que las muchachas exponían en aquella galería adornada con gusto y calidad, pasaban horas frente a las esculturas de gran valor, no solo monetario; si no que también artístico, ya que la calidad de lo que se exponía y vendía anonadaba a las personas más influyentes de todo Laguna.

La rubia mayor apoyó sus codos en el escritorio color ébano para luego dejar caer lentamente su barbilla en las manos abiertas, dio un suspiro y miró hacia la puerta, ese día el lugar estaba desolado, la razón, la hora, eran exactamente las 14.45 minutos, todo mundo andaba de almuerzo en algún lugar, sin embargo ella había llamado a la comida italiana para que le llevasen el almuerzo a la oficina. Estiró una de las manos sin dejar de apoyar la barbilla en la otra para prender la televisión y ver algo de lo que quedaba de noticias, en un solo parpadear se dio cuenta que los deportes no llamaban su atención y le dio al botón de apagado tirando el control remoto con algo de desdicha hacia un lado, tomó su celular y marcó el número de su hermana, debía estar saliendo de clases, estaba sola en el atelier y los dependientes llegarían en 15 minutos, no tenía ganas de nada, solo desaparecer un momento.

Se paró de la silla esponjosa y miró por la gran ventana que daba hacia la calle esperando señales de su hermana menor, pero no vio nada por los 5 minutos que se quedó sin más que nada en la mente, volvió a suspirar y agarró su gran bolso color negro y el sombrero de ala ancha con puntos negros para luego pasar por el mueble y sacar las llaves de su auto y el celular que le aguardaba cargando. Cerró con pestillo la oficina, su hermana tenía llaves de repuesto, o eso esperaba, siempre ocurría que las dejaba en casa o dentro de esta misma. Bajó lento las escaleras y se fue al mostrador, para ver como iban las cuentas del día, se alegró por ver los números azules y no así en rojo, revolvió otro par de papeles y al levantar el rostro una sonrisa se dibujó en su cara - oh gracias al cielo, necesito que te quedes solo por un rato - le dijo a Stephen, uno de los muchachos de su confianza plena, que atendía en el atelier - necesito desaparecer - puso la gran cartera en el hombro besandole la mejilla al muchacho - serás bien recompensado - extendió las llaves de la oficina para que este las tuviese por cualquier razón o circunstancia y salió rumbo al café más cercano, Café L'Amour, uno de sus favoritos cuando no le daba por tomar uno de esos grandes en Starbucks o comer unos cupcakes de la tienda de pastelillos.

Se sentó en la mesa de afuera y prendió un cigarrillo para luego cruzar una pierna encima de otra y esperar al camarero, quien llegó a los pocos segundos, pidiendo con este un mocca latte descremado y un pedazo de pie de limón

_________________


Valkyria Hegelund
And every demon wants his pound of flesh, But I like to keep some things to myself, I like to keep my issues drawn, It's always darkest before the dawn.
avatar
Valkyria Hegelund
#Ice Queen Strikes {Admin}

Sexo : Femenino
Empleo : Pasante diseño de modas, cantante ocasional, modelo profesional y gerenta tienda de arte
Localización : pss! mira hacia atras...
Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 23/09/2011

Ver perfil de usuario http://running-away.ohmyforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: c'était la Jour quand nous sommes partis {Jeremy}

Mensaje por Jeremy W. Slater el Vie Abr 20, 2012 4:10 pm

En esos mismos momentos se encontraba la figura del muchacho enteramente enredada en malformación de no más de cinco sabanas, almohadas y muñecos de felpa. Osos, caballos y pequeños leones, todos incrustados debajo de su piel, además del pequeño elefante que tenía en la cara, con la trompa metida en su boca. Sus dientes se había clavado en esta, por eso no se perdió en medio de la solitaria pero movida noche. Lo largo de la nariz estaba empapada en su baba, esta ya había pasado las capas de tela, seguramente el algodón de adentro ya estaba perdido, lo que haría que la pequeña nariz se hiciera más y más pequeña, terminando por ser solo una 'vara' color ocre que sobresalía de la gorda base de este. La cama entera comenzó a estremecerse, el cuerpo del muchacho reaccionando con espasmos en los musculos desde el momento en que electricidad comenzó a chorrear su cerebro en emociones y sensaciones. El sueño no duró mucho en aquél estado y solo el flashback de su sueño fue lo relevante en la situación; estaba en un valle lleno bolas gigantes de salsa que rodaban hacia el, amenazando con aplastarlo con su encantado sabor italiano. Una mano se deslizó con delicadeza por el rostro de el joven, dedos pasando por las capas de barba que ya le había crecido. No era más una barba de tres días, a simple vista podía parecer una de semanas y para un tipo poco velludo como el, 'unas' semanas podía suponer una desgracia.

- " Maldición, oooowwwrrrhh... " - Su boca no pudo terminar los insultos a la falta de sueño, puesto que un largo y sonoro bostezo de oso grizzly comenzó a cursar por su garganta y desembocó a través de la habitación entera. De un jalón, su espina se enderezó y su cuerpo se acomodó en aquella pequeña cama que ahora estaba chorreando almohadas y peluches por los lados. La ironía de que ninguno era suyo. La imagen del muchacho era una borrosa, podía sentir como todo se movía hasta el mundo de tener una duplicación de lo que estaba viendo, peor que un Doppelgänger. Su mano salió hacia un lado de estirón, tronando cada uno de los huesos que formaba su brazo, un brazo que había pasado por bastante presión el día anterior, estaba golpeado y molido, solo para ser usado de nuevo, sufriendo las mismas represalias cuando se levantaba. Ya acostumbrado, no hizo más que echar su cabeza hacia atrás en desdicha, mirando hacia el techo en cansancio y exhaustividad. Apenas la pequeña idea de tener que moverse pasó por su cabeza otras nuevas aparecieron. EL no moverse significaba ser llamado inútil por su tio en fijo dos horas o menos cuando se de cuenta de que la camioneta sigue en el garaje. Muchas veces le había dicho que tenía que salir y hacer amigos, conocer gente. El adjetivo 'inútil' se lo daba por no ir a lavar la camioneta mientras eso pasaba. Una range rover de color negro, de esas de los 80' con puro tinte de canela debido a la ilimitada cantidad de choques y desgracias por las que había pasado.

El alto humanoide no murió en su sueño por mucho, apenas aquellos ojos pintados de celeste con unos destellos de gris volvieron a tocar la luz de la linterna que estaba en el techo, con su sentido del oído captando el sonido filoso del ventilador rústico mientras rodaba y cortaba las partículas de aire que se formaban al rededor, mandando olas de briza hacia su cuerpo, que hasta ahora ya se estaba hartando de estas. Como un rascacielos en desgracia y falta de buena mano de obra, dejó que su cuerpo entero cayera hacia un lado, hasta el punto de desenredar su cintura y para abajo de las capas de sabanas así logrando que sus pies tocaran el piso. ¿Su cuerpo? Agotado, todavía tenía los moretones repartidos por sus abdominales, bíceps y pecho, haciendo que la musculatura que se formaba quedara con una pigmentación de morado que tenía de bordes un amarillo mostaza. Su mano derecha, que en diferentes circunstancias tenía el trabajo de ir a la entrepierna, comenzó a frotar la base de cada traumatica herida, con su rostro haciendo una mueca o suspirando en dolor a penas la sensación se propagaba por su cuerpo entero debido a los nervios conectados con su cerebro. Se levantó y tomó en manos su camisa favorita, una hollister marrón, que tenía varios rasgos tejanos debido al sombrero de color beige encima de las letras y otros detalles irrelevantes. La deslizó en su torso, esta quedó plegada a su cuerpo, delineando naturalmente lo que su entrenamiento otorgaba, pero a falta de interés por sí mismo, agarró una chaqueta de cuero y la tiró en la cama, a penas se colocó los jeans se puso la chaqueta encima, sellando esta por el cierre de zipper, dejando un cuello libre debajo de su mandíbula.

Por unos segundos su mirada se perdió en el sombrero azabache que ahora colgaba en el extremo de la cama. ¿Cómo usarlo? Eso no era Texass y aún más no era la granja de su padre. Con un suspiro de melancolía más desdicha, el muchacho fue a por sus gomas, marrones y con detalles amarillos obscuros, acompañando su entera indumentaria obscura. Deslizó el teléfono en su bolsillo, cogió el set de llaves que contenían la entrada a la casa y la única forma de encender su camioneta. Apenas salió se encaminó hacia la range rover, encendiendo esta, soltó unos cuantos disparos de los pistones, pero nada que el no pudiera arreglar.

Apenas pasó por la carretera notó el 'café' con "Aquél nombre gracioso en francés" que para el era completamente banal, además de que podía apostar sus estrellas a que todos eran locales de Laguna beach los que vendían café. Estacionó su camioneta en el frente, al lado de autos de último modelo. Mercedes, Lamborghini y demases. Apenas se bajó miró al guardia, guiñándole el ojo;
- "Cuida mi nave, campeón. " - Tras meter la mano en el bolsillo, sacó una aglomeración de monedas, dejando que esta cayera en las manos del pobre guardia, que seguramente sus limosnas pasaban los cielos y más allá. Se adentró en el pequeño lugar, mirando a los lados con ambas cejas levantadas. Todos estaban vestidos a la moda, como si fueran a un baile, definitivamente el no; - " Ojalá la tía Cherry estuviera aquí, se reíria de todos. " - Sin decir más tras ese susurro, sus ojos captaron la larguirucha figura de Valkyria a lo lejos, haciendo que la figura tejana se acercara en pura extravanganza, como los extraños sentándose en frente de ella, todo un violador si no la conociera; - " 'Fransuá' me vas a traer también un café oscuro como la camisa de aquél gordo. ¿Y tú qué pedí--.. Oh, ya pediste. " - Su dedo apuntó hacia un hombre de más o menos cuarenta años, que tenía una camisa de esas que las ves y te da calor. A lo último se echó a reír, guiñando un ojo hacia la chica, asumiendo que su entrada ya era suficiente saludo y que solo el café era lo que necesitaba.
avatar
Jeremy W. Slater

Sexo : Masculino
Empleo : El mejor mecánico.
Localización : ¿Para qué? No pasarás de la puerta.
Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 19/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: c'était la Jour quand nous sommes partis {Jeremy}

Mensaje por Valkyria Hegelund el Vie Abr 20, 2012 9:25 pm

Su mirada se quebraba hacia lontananza, los ojos de la rubia brillaban con lo rayos del sol proveniente del noroeste, el cual alumbraba tan imponente como a las doce del reloj principal de Laguna, sus hermosas facciones no prestaban atención a la multitud que se aproximaba al café terminando sus almuerzos semanales con los compañeros de trabajo, mucho menos se fijaba que la silueta de alguien conocido se acercaba hacia la mesa donde se encontraba la delgada mujer. Pestañeó dos veces seguidas rápidamente, pero aun su mente y sus ojos se fijaban en el fondo de la gran larga calle que se extendía a lo largo de Main Beach, los autos pasaban frente a ella, la gente a la vez miraba raro a la rubia que con ojos soñadores parecía estar en otro mundo, más aun el chico conocido se sentaba a su lado; pero ella no prestaba total atención, no estaba en la tierra y precisamente no estaba en ese café, pero el olor inconfundible de las semillas de café llegó hasta la nariz de la muchacha, la cual bajaba de su nube de pensamientos aterrizando a la vida real. Tomó un sorbo de café y le dio la última calada al cigarrillo ya casi consumido que le calentaba la punta de los dedos y dejándole ese olor a hierva quemada que tanto le desagradaba; en su rostro se dibujó una mueca de desagrado y limpio sus dedos con la servilleta de papel que estaba frente a su nariz, dándose cuenta que alguien le estaba haciendo compañía en su mesa, elevó la mirada lentamente y con el entrecejo arrugado, la nariz algo respingada y la boca apretada quiso lanzar montón de improperios que muchos habían escuchado de su boca, pero que no muy seguido solían salir vociferados de aquellos labios carnosos, pero en vez de eso miró los ojos del muchacho y sus facciones para prender otro cigarrillo sin decir ni un "hola", le dio un trago al café y volvió a mirarle - que haces ? - le dijo cortante, diablos quería escapar de todo y se había encontrado con alguien, ni modos, no era tan malo y menos si era la compañía de Jeremy, por lo que se tragó todas las ganas absurdas de no compartir con el mundo y estiró la cajetilla arrastrándola hacia el muchacho que estaba frente a ella. Levantó nuevamente la vista y sonrió de lado mientras le daba otra calada al cigarrillo - vienes despertando - comentó tocando suavemente el filtro del tabaco negro para que cayera la pavesa - y estás todo molido - le dijo seguido de el acto anterior - además estás con algo de resaca - apretó los labios y se acomodó en la silla sin dejar de cruzar la pierna por encima de la otra.

_________________


Valkyria Hegelund
And every demon wants his pound of flesh, But I like to keep some things to myself, I like to keep my issues drawn, It's always darkest before the dawn.
avatar
Valkyria Hegelund
#Ice Queen Strikes {Admin}

Sexo : Femenino
Empleo : Pasante diseño de modas, cantante ocasional, modelo profesional y gerenta tienda de arte
Localización : pss! mira hacia atras...
Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 23/09/2011

Ver perfil de usuario http://running-away.ohmyforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: c'était la Jour quand nous sommes partis {Jeremy}

Mensaje por Jeremy W. Slater el Sáb Abr 21, 2012 9:55 am

Completamente ignorante al estado de Valkyria, al menos asumía que estaba pensando en algo importante de cualquier tipo de cosa, desde su trabajo a que otra mujer se iba a llevar a un callejón solo para darle algo de hora feliz. Sus ojos se posaron en el pequeño menú enfrente de el, y apenas comenzó a ver los nombres raros en francés que se esparcían por el pequeño menú de color beige y bordes marrones, más oscuros, negó con la cabeza, frunciendo el ceño, la frente y la nariz, creando fisuras que mostraban como la duda cursaba por su mente. No fue hasta que notó que debajo de cada nombre, ya más en miniatura y entre pequeños parentesis, como si no quisieran que los vieras, estaba la traducción de cada comida; Sonrió, de oreja en oreja, con los bordes de sus labios a punto de chocar contra los extremos de sus mejillas en cuanto el plétora de comidas tomó un pasaje dentro de su mente. Panquecas con chispas de chocolate acompañadas con queso de vaca, waffles con miel o chocolate, sándwiches gourmet con nombres raros, pero era un sandwich, ¿No? Un rugido estridente y desafiante fue soltado por su estomago, como si le implorase al dueño que lo alimentara. Jeremy no había comido desde hace dos días, por muy difícil que suene. Estuvo el día anterior practicando toda la mañana, para después irse de fiesta toda la tarde y noche. En la noche fue que entró en conflicto con más de un tipo, seis tipos, de el grupo Shark. Estaba acompañado por tres amigos suyos y a pesar de que ganaron, se llevaron golpes hasta por debajo de la cédula.

"¿Qué haces?" Resonó por la librería de su mente, una pregunta, a la que no le encontraba respuesta, al menos no aún. Su mirada y mente estaban perdida en el armamento de comida que el restaurante podía ofrecer, pero tan indeciso como niño de diez años, simplemente cerró aquello y lo dejó caer en la mesa suavemente. Claramente era café lo que había ido por y no se podía poner a comer sin que la persona a su lado no esté comiendo. Su mano buscó la cajetilla ofrecida, dedos torpes sacando de esta un solo cigarro que colocó en sus labios y encendió con el encendedor que tenía en el bolsillo de su chaqueta, tenía grabado, "Wings" y la palabra tenía a cada lado alas blancas que se esparcían por los lados y parte trasera de el encendedor, tributo a Paul McCartney. Con una calada, la hierba entró en fusión con el fuego, esparciendo humo dentro de su boca;
- " ¿Qué hago? Jejé, pues.. " - La mano con el encendedor se movió hacia delante y hacia atrás, haciendo una moción, señalando a ella y a él, claramente explicando el que está con ella y hablando; - " Tú me das compañía y yo te daré a ti; Aunque no se si eso es lo que quieres. " - El chico señaló, lejos de no captar las señales negativas y de mala gana que esparcia en todas direcciones la muchacha enfrente suyo.

Al depositar el pedazo de encendedor dentro de el bolsillo de el abrigo de cuero, su dedo buscó el pequeño gancho de metal que colgaba del cuello de su chaqueta. Levantó su cuello suavemente y jaló este hacia abajo, dejando libre los bordes de esta, para simplemente jalar los a los lados con sus manos hasta el punto de pasar estos por encima de sus hombros. Sus brazos se doblaron y como vestido esta bajó como cascada por sus brazos, removiéndola sucesivamente de un suave jalón de manos, revelando nada más su camisa debajo. Colocó la chaqueta encima de el espaldar de la silla, y allí comenzó la inquisición de Val. Todo lo que apuntaba era nada más y nada menos que un acertijo en el que estaba correcta, lo que procuró puros flashbacks en la mente del muchacho. Deslizando una mano por las capas de cabello que salían desde su cabeza, logró acomodarlo a medias comparado con el alboroto de jungla que tenía encima;
- " No fue mi mejor noche, ni tarde o día ayer, pero no importa. ¿Tú cómo estás? Te ves preciosa, además.. ¿Aún sigues vendiendo arte y todo eso? " - Tras su pregunta y ligera apreciación a su belleza, el chico levantó el cuello como un venado, sus sentidos le alertaban de la muchacha que se acercaba con el café negro que tanto esperaba. Con una sonrisa lo recibió, su mano sosteniendo el borde de cerámica para así darle un sorbo a este, haciendo una mueca al sabor amargo y fuerte que otorgaba a su garganta; - " Y..-- Y por cierto, el viernes anterior vi a tu hermana. " - Agregó tras bajar el pequeño potecito de café, dejando este encima de el plato hondeado en la mesa. Tras aquello, colocó sus manos cuidadosamente encima de sus dos respectivos muslos, movimientos bruscos llevarían a un choque de dolor por aquellas partes que ahora estaban delicadas.
avatar
Jeremy W. Slater

Sexo : Masculino
Empleo : El mejor mecánico.
Localización : ¿Para qué? No pasarás de la puerta.
Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 19/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: c'était la Jour quand nous sommes partis {Jeremy}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.